Región de Magallanes y Antártica Chilena
 
27/10/2016 07:58:44
SUPREMAZO
Estudio jurídico vuelve a sentar Jurisprudencia Nacional en materia de indemnización laboral.
En un inédito fallo, la Corte Suprema accedió a la teoría del Abogado Arcos, estableciendo que era posible que los herederos de un trabajador fallecido demandaran en el juzgado del trabajo los perjuicios que les acarreó la muerte de un trabajador.
Luego del fallecimiento de un pescador en zona de pesca, durante las Fiestas Patrias del año pasado, ayer la Corte de Apelaciones de Punta Arenas acogió la demanda de indemnización de perjuicios, estimando que la caída era responsabilidad de la empresa, acreditándose que a bordo se había bebido alcohol luego de que la armadora envió empanadas y chicha para celebrar.

El abogado de la familia de la víctima, Juan José Arcos, explicó que “es una sentencia bastante innovadora en el derecho laboral chileno, que establece la responsabilidad a la empresa en un caso donde un pescador cayó al agua en estado de ebriedad producto que la empresa proporcionó alcohol al realizar una celebración a los pescadores, situación que está prohibida por ley y por la autoridad marítima. En esas condiciones ocurrió que la Corte de Suprema estimó que la situación constituía un ilícito civil, un incumplimiento laboral por parte del empleador, colocando en riesgo al trabajador. En esas condiciones consideró pertinente acceder a una indemnización de perjuicios que solicitaron los familiares de la víctima, en este caso los padres”.

Arcos, agregó que como representantes de la víctima presentaron el recurso que les fue favorable. “Nosotros fuimos los que presentamos la acción porque en primer momento la jueza del tribunal del trabajo había desechado la demanda, lo que nos llevó a continuar con la acción judicial con este recurso de nulidad ante la Corte de Apelaciones que, en definitiva, acogió la petición de nuestra parte, ante lo cual la contraria recurrió a la Corte Suprema, la que confirmó nuestra teoría que abre una ventana a todos los familiares de trabajadores fallecidos en accidentes labores de optar por la tramitación ante el Juzgado del Trabajo él que es más rápido que el Juzgado Civil, y además más expedito”.

De acuerdo a la sentencia del tribunal de alzada de la Región de Magallanes, se estableció que “en el artículo 184 del Código del Trabajo, en orden a adoptar en este caso las medidas de seguridad que sean necesarias para desarrollar la actividad pesquera, se exige el despliegue de conductas diligentes para garantizar eficazmente la vida y salud de sus trabajadores. En la especie, de acuerdo a los antecedentes del caso, se constata la infracción del empleador a su deber de cuidado de la vida de sus trabajadores, que se manifiesta a partir del envío de una encomienda con bebidas alcohólicas a la embarcación, cuyo consumo fue lo que le provocó al trabajador el estado de ebriedad, comprobado por los 2,13 gramos de alcohol por litro de sangre, con que cae al mar, falleciendo por asfixia por inmersión. Para llegar a dicho estado de ebriedad, el trabajador necesariamente incurrió en una alta ingesta de bebidas alcohólicas que no pudo ser obviada o desconocida por el resto de la tripulación y en especial por el patrón de la nave, dadas las dimensiones y características de la embarcación de pesca en que se encontraban, debiendo recordar en este punto la prohibición que pesa sobre los patrones de lanchas de pesca en el artículo 302 del Reglamento General de Orden Seguridad y Disciplina en las Naves y Litoral de la República, que les impone la prohibición de transportar pasajeros en estado de ebriedad”.

La decisión de la Corte de Apelaciones fue sustentada, además, porque “los elementos de convicción reunidos en la causa son suficientes para dar por acreditado que el accidente por el que falleció Juan Antonio Caipillán Tipaina en su lugar de trabajo, se debió al incumplimiento de la obligación de su empleador de tomar todas las medidas necesarias para dar protección eficaz a la vida y salud de sus trabajadores en los términos que exige el artículo 184 del Código del Trabajo. Se tiene por reproducido, que la empleadora creó una situación de riesgo al enviar una cantidad no precisada de bebidas alcohólicas destinada al consumo de la tripulación de la embarcación que se encontraba en una zona de pesca aislada, situada en Seno de Año Nuevo (a dos horas del Cabo de Hornos), donde las condiciones climáticas son adversas y de hecho lo eran el día del accidente, pues la temperatura era de 10° bajo cero, hubo nieve y se formó escarcha en la embarcación, de tal manera que cualquier maniobra o acción realizada bajo los efectos del alcohol podía dar pie a un accidente, como el que ocurrió, y que le costó la vida al trabajador, a lo que se adiciona la ausencia de los mecanismos de protección idóneos para prevenir o evitar que dicho accidente se produjera en tales condiciones, por lo que no cabe sino concluir que la demandada actuó con negligencia en el cumplimiento de su obligación de adoptar todas las medidas necesarias para proteger eficazmente la vida de sus trabajadores y, en consecuencia, es responsable de los perjuicios causados a los demandantes con motivo del fallecimiento del mencionado trabajador”.

Fue así que la Corte de Apelaciones de Punta Arenas condenó a la empresa armadora, acogiendo la demanda interpuesta por Juan Edulio Caipillán Millalonco y Florinda del Carmen Tipaina Güichapani, padres del fallecido, a pagarles por parte de la representante de la empresa María Antonieta Arismendi Carimonei, la suma de 50 millones de pesos, correspondiéndole a cada uno la suma de 25 millones de pesos por los hechos que ocurrieron las Fiestas Patrias del año pasado y donde los padres de la víctima debieron viajar desde Chiloé para llevar los restos de su hijo.

El fallo de la Corte Suprema establece un "supremazo", ya que por primera vez en Chile se faculta a los familiares del trabajador a demandar en el Tribunal del Trabajo.

Encuesta

Debieran aumentarse las penas para delitos de sangre?

  • Si
  • No
Ajax Loader
Ver Resultados

Indicadores

UF : $26.677,87 IPC : 0.6
UTM : $46.692,00 Dólar : $629,21
(56 61) 61 30 60    
Señoret 230, Punta Arenas - Patagonia - Chile